Respetuosos con la naturaleza. Y con usted.

Nuestras camas se fabrican en Noruega empleando solo materiales, métodos de producción y proveedores que estén a la altura de nuestras grandes expectativas. Para demostrar nuestra buena fe, trabajamos con las principales etiquetas de sostenibilidad, en concreto con la etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos. Así dormimos mejor.

El planeta no es renovable, así que tenemos que serlo nosotros.

Camas duraderas garantizadas.

Camas duraderas garantizadas.

Compartimos el sueño de una sociedad sostenible.

Nos enorgullece ofrecer la mayor colección de camas con la etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos. Vea el vídeo para obtener más información sobre nuestro compromiso con la sostenibilidad junto con el Cisne Blanco.

Repensar y reutilizar.

El planeta nos pide ser más inteligentes a la hora de utilizar los recursos. Y las camas no son una excepción. Al trabajar con un diseño circular, alargamos el ciclo de vida de nuestras camas y accesorios sin que afecte a la calidad. Nuestro objetivo es siempre fabricar camas que pasen la prueba del tiempo, trabajando a la vez sin descanso para reducir su impacto. Nuestros productos se fabrican en Noruega con una garantía completa de cinco años y una garantía de 25 años por rotura del armazón o de los muelles en todas las camas. 

En la actualidad también existe la posibilidad de reemplazar en nuestras camas más piezas que nunca cuando están deterioradas, dando la oportunidad de reparar antes de comprar una cama totalmente nueva. Además, en la producción reutilizamos materiales mucho más que nunca. Por ejemplo, el 30 por ciento del aluminio de nuestros muelles es reciclado.

Tejidos respetuosos con el medio ambiente.

Tejidos respetuosos con el medio ambiente.

Procuramos utilizar solamente tejidos reciclables y reutilizables en nuestras camas. Los tejidos con las etiquetas Green Care y Easy Care se producen con un 75 por ciento menos de emisiones de CO2 en comparación con el poliéster virgen y se limpian fácilmente con agua y un jabón suave. Todos nuestros tejidos también cumplen los exigentes requisitos de la etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos. Nuestra ropa de cama de más alta gama está hecha de lana producida en Noruega. Este material suave y elegante es sostenible en sí mismo y naturalmente ignífugo. Su elasticidad le confiere una flexibilidad que lo hace más suave para la piel y envejece de forma excelente. El efecto natural de regulación de temperatura de la lana también hace maravillas respecto a la calidad del sueño.

Sin sustancias químicas perjudiciales.

Sin sustancias químicas perjudiciales.

Como propietario de una cama Jensen, tiene derecho a esperar una experiencia de sueño de calidad que sea segura tanto para su salud como para el medioambiente. Las sustancias químicas peligrosas no tienen cabida en una cama Jensen ni en ninguno de nuestros accesorios, y por eso no tratamos ninguna superficie de madera, metal o tela con productos ignífugos nocivos ni otras sustancias químicas perjudiciales.

Madera certificada y sostenible.

Madera certificada y sostenible.

La madera que empleamos en los armazones de nuestras camas está certificada por el sistema Forest Stewardship Council (FSC®), garantizando así que la madera se obtiene y procesa de forma sostenible, responsable y provechosa para la sociedad.

Menos residuos y más reciclaje.

Menos residuos y más reciclaje.

Procuramos sin descanso reducir la cantidad de residuos generados durante la producción de nuestras camas y accesorios. Pedimos los tejidos con un tamaño especial para que se adapten a nuestras camas, reduciendo así los residuos. Gracias a la inversión en equipamiento y software,ya hemos reducido nuestras pérdidas y residuos de producción en un 18 %. Clasificamos el film de plástico, el cartón, los tipos de tejidos, el hierro/acero, los tubos fluorescentes, las pilas, los residuos eléctricos, los aerosoles y el resto de residuos. Tenemos acuerdos con la empresa de reciclaje Norsk Gjenvinning para devolver europalets, palets especiales (planchas de espuma de distintos tamaños), cajas de palets, placas intermedias, rieles intermedios, virutas de poliestireno y planchas de espuma con desperfectos.

 

Intentamos un uso circular del plástico.

Intentamos un uso circular del plástico.

Somos miembros de Grønt Punkt Norge, una organización sin ánimo de lucro que recicla material de embalaje. Nos aseguramos de que todo el material de embalaje que adquirimos sea ecológico. A través de Grønt Punkt Norge y su iniciativa Plastløftet nos comprometemos a limitar los residuos de plástico aumentando el uso de plástico reciclado y evitando el uso innecesario de este material. Solo en 2020 conseguimos reducir en 16 toneladas el uso de plástico en la producción de camas y accesorios.

Pruebas de calidad independientes.

Pruebas de calidad independientes.

Møbelfakta es una prueba y un control de calidad voluntarios e independientes de los muebles escandinavos. Todas las pruebas de Møbelfakta se basan en normas noruegas e internacionales (EN e ISO), y las realizan laboratorios acreditados. Los requisitos de Møbelfakta conciernen, entre otras cosas, a la firmeza y duración, la calidad de los materiales, la estabilidad, la inflamabilidad, los acabados y la seguridad. Todos los colchones Jensen han sido sometidos a pruebas y aprobados por Møbelfakta.

 

Nuestra ambición no para de crecer.

Nuestra ambición no para de crecer.

Disponemos de la mayor colección de camas con la etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos. Nuestras camas, tejidos y accesorios tienen que cumplir unos estrictos requisitos relativos al impacto ambiental durante todo su ciclo de vida, desde las materias primas hasta su eliminación o reciclaje. Los requisitos son más duros cada año, asegurando así una mayor ambición en nuestro trabajo respecto a la sostenibilidad. 

 

Leer más

Respaldamos los objetivos de la ONU para un desarrollo sostenible.

La etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos es el mayor aliado en nuestro trabajo para lograr un futuro sostenible en el que se proteja el planeta y luchemos juntos contra el cambio climático. Junto con el Cisne Blanco contribuimos a lograr 11 de los 17 objetivos de desarrollo sostenible, haciendo especial hincapié en el objetivo número 12: Producción y consumo responsables.

A continuación se incluye un resumen de la repercusión del trabajo del Cisne Blanco de los países nórdicos en los distintos objetivos de sostenibilidad.

(3) Salud y bienestar.+

Estrictos requisitos para las sustancias químicas de todos los productos que ayuden a reducir la cantidad de sustancias peligrosas y promuevan una vida sana para todos.

(3) Salud y bienestar.

(6) Agua limpia y saneamiento. +

Regulación del uso de pesticidas en los cultivos de algodón y otras materias primas, así como límites al uso de tintes perjudiciales y otras sustancias químicas en la fabricación de tejidos y papel, por ejemplo.

(6) Agua limpia y saneamiento.

(7) Energía asequible y no contaminante.+

Reducir el consumo total de energía y los combustibles fósiles promoviendo a la vez la energía de producción local en productos y servicios.

(7) Energía asequible y no contaminante.

(8) Trabajo decente y crecimiento económico.+

Contribuir al crecimiento económico sostenible cumpliendo estrictos requisitos ambientales. Las empresas que fabriquen productos con etiqueta ecológica siempre tienen que cumplir la legislación del entorno de trabajo.

(8) Trabajo decente y crecimiento económico.

(9) Industria, innovación e infraestructura.+

Contribuir a una mayor eficiencia de los recursos, incluyendo la aplicación de requisitos respecto a la energía, sobre todo en las etapas de producción y uso.

(9) Industria, innovación e infraestructura.

(11) Ciudades y comunidades sostenibles.+

Procurar crear edificios sostenibles haciendo hincapié en un bajo consumo de energía, materiales de construcción sin sustancias químicas perjudiciales y materias primas renovables.

(11) Ciudades y comunidades sostenibles.

(12) Producción y consumo responsables.+

Reducción del impacto ambiental de la producción y el consumo, asegurando así una producción sostenible y el control de la cadena de valor, y proporcionando productos sostenibles al usuario final.

(12) Producción y consumo responsables.

(13) Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.+

La etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos es una herramienta poderosa para las estrategias nacionales y comunes de los países nórdicos a la hora de adoptar medidas para el cambio climático y pretende limitar el uso de combustibles fósiles y promover la energía renovable.

(13) Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

(14) Vida submarina.+

Mediante estrictos requisitos para las sustancias químicas se reduce el vertido de sustancias tóxicas al mar. Por ejemplo, microplásticos y protecciones solares que dañan los arrecifes de coral.

(14) Vida submarina.

(15) Vida de ecosistemas terrestres.+

Se respalda la gestión sostenible de los recursos naturales del mundo estableciendo requisitos basados en esquemas de certificación sostenibles y reconocidos, por ejemplo, para una silvicultura sostenible.

(15) Vida de ecosistemas terrestres.

(17) Alianzas para lograr los objetivos.+

La etiqueta ecológica Cisne Blanco de los países nórdicos es miembro de la red mundial de etiquetado ecológico (GEN). Solo los productos y servicios ecológicos que hayan demostrado tener un bajo impacto ambiental pueden ostentar una etiqueta ecológica como miembros de GEN.

(17) Alianzas para lograr los objetivos.